Cupon de iPage hosting

La Mejor Guía de Web Hosting 2018

Cuando se trata de elaborar un sitio web, un blog personal, una página empresarial o un currículo virtual público, el primer paso es obviamente el de crearla, pero una vez hecho esto el siguiente paso es uno igual de importante y que no se suele tomar en cuenta cuando se decide emprender en un proyecto como este.

El lugar en donde será almacenada la información de tu sitio web o blog personal es también una decisión que debes hacer cuando creas tu proyecto informático, a esto se le llama alojamiento web o web hosting y en este manual de hosting serán explicadas y aclaradas las pautas y principios que se deben de tener en cuenta al momento de seleccionar un lugar donde hospedar sus creaciones.

PRINCIPIOS Y FUNDAMENTOS DEL WEB HOSTING

Lo primero que se debe aclarar es la definición de alojamiento web. ¿Qué es? ¿Para qué se usa?, estas y otras preguntas similares espero poderlas contestar en esta guía. Así que para empezar, todos sabemos que una página web es una combinación de diversos archivos enlazados entre sí, como lo son los archivos HTML, imágenes, videos y más, que se muestran en las pantallas de nuestros computadores una vez que son descargadas desde internet. Para lograr que otras personas accedan a estos archivos que componen a nuestra página web, deben estar almacenados en una súper computadora (mejor conocida como servidor web) que cuenta con velocidades muy elevadas de conexión a internet. Es a esta acción de mantener guardados los archivos que componen un sitio web en un servidor lo que conocemos como alojamiento web.

¿ES LO MISMO UN ALOJAMIENTO WEB Y UNA CENTRAL DE DATOS?

Cuando se habla de hospedaje web por lo general se hace referencia al almacenamiento de información en un servidor o a las compañías que ofrecen servicios del mismo al alquilarle a usted el espacio de memoria de dichos servidores. \

Por otro lado una central de datos es la agrupación de una gran cantidad de estos servidores contenidos en un solo espacio, que puede ser una habitación, un local o incluso edificios enteros.

Estos espacios deben contar, por supuesto, con las condiciones estructurales adecuadas para asegurar la conectividad y accesibilidad de la información que contienen, aun a pesar de eventualidades desafortunadas. Dichas adaptaciones del espacio suelen incluir, pero no se limitan a, fuentes de energía de respaldo, conexiones secundarias o incluso más con internet a manera de soporte, sistemas de refrigeración y por supuesto las regulaciones anti incendios establecidas y requeridas por la ley.

¿CÓMO ELEGIR EL WEB HOSTING CORRECTO?

Dependiendo de las necesidades que tengamos y del uso que le daremos a nuestro sitio web deberemos elegir, entre una selección de diferentes servicios de alojamiento, aquel que nos convenga más.

Si se hace una pequeña investigación al respecto se puede encontrar que los tipos de servicios de servidores web se clasifican en una de estas categorías.

Clasificación de web hosting

  • Servidores Reventa (Reseller)
  • Hospedaje Compartido
  • Alojamiento en la Nube (Cloud)
  • Hosting Virtual o VPS
  • Alojamiento Dedicado

La única diferencia entre cada uno de estos diferentes tipos de web hosting es simplemente cómo se usan los recursos disponibles de un servidor para cubrir las demandas y requerimientos que los sitios web almacenados en su interior exigen o necesitan para su funcionamiento correcto.

RECURSOS QUE SE NECESITAN DE UN SERVIDOR

Entre los recursos antes mencionados se pueden destacar el CPU (unidad de procesamiento central) es decir, el cerebro de la máquina. La memoria RAM, espacios de discos de almacenamiento y por último pero no menos importante el tráfico que el servidor pueda manejar. 

Todos estos parámetros de un servidor serán explicados a continuación en más profundidad con la finalidad de que pueda comprender mejor las características que se explicarán más adelante sobre los diferentes tipos de alojamiento. 

Sistema operativo

Así como nuestra computadora hace uso de un sistema operativo, como Windows, Linux o MAC OS, los servidores, que también son en esencia computadoras, usan sistemas operativos, aunque ciertamente diferentes en su funcionalidad a los que nosotros estamos acostumbrados a ver.

Le recomendamos no usar servidores basados en Windows. Esto se debe a que suelen ser más lentos, pesados y más importante no son tan seguros como los demás. De hecho los servidores usados por la corporación Microsoft no usan sistemas operativos Windows. Siempre elija de preferencia un servidor basado en Linux, sin importar de qué sistemas sean.

Capacidad

Al igual que en nuestra computadora, en la que almacenamos documentos, imágenes, videos y demás en un disco de memoria global, los servidores también poseen una memoria total destinada para el mismo fin, sin embargo y dependiendo del tipo de web hosting que decidamos adquirir, este espacio en el o los discos de memoria (porque no necesariamente tienen porque tener uno solo) puede ser distribuido y fraccionado a los diferentes usuarios que almacenen sus páginas web en ellos.

Cuando deseamos agregar información a nuestro Blog o sitio web estos archivos serán almacenados en el espacio de memoria destinado para nosotros y puede suceder que lleguemos al límite de lo que se nos permite guardar en el pequeño “cuarto” que se nos alquiló el servidor, por lo que no podremos agregar nueva información ni archivos adicionales, ya sean imágenes, videos y similares.

Hasta ahora vamos por un camino hacia el conocimiento, siguiendo este mini curso de web hosting.

Dominios y Subdominios

Un dominio es lo que se conoce como el nombre de tu sitio web, por ejemplo, el dominio del buscador de Google es el más usado actualmente y seguramente es conocido por todos, el dominio que tiene dicho buscador es www.google.com.

Cuando se contratan los servicios de web hosting de una compañía se debe tener en cuenta cuantos dominios nos son permitidos si es que desea tener más de un sitio web, ya que se podría tener por ejemplo un blog con nombre de dominio “ejemplo1.com” y luego crear otro blog diferente con nombre de dominio “variación.ejemplo1.com” ambos almacenados bajo un único dominio general, a esto se le conoce como subdominios.

Seguramente no es la mejor idea emplear los subdominios cuando se desea tener más de una página web pero ciertamente es una alternativa real y es bueno tener en cuenta que existe y las ventajas y desventajas que pueden tener.
Ya que no todos los servidores poseen las mismas características físicas, es posible que alguno de no muy buena calidad o bajo situaciones ambientales o de mantenimiento deficientes colapse bajo la aplicación de subdominios almacenados en un mismo espacio de memoria. Así que como recomendación se debería establecer solo un dominio por cada sitio web.

Cantidad de bases de datos disponibles

Una base de datos es una manera estructurada de almacenar información, de manera más sencilla, considere a un disco de memoria como un recipiente en donde los archivos, imágenes, documentos, videos y demás son arrojados para ser guardados sin importar realmente el orden en el que se encuentren ni el lugar en donde caigan.

Por el contrario una base de datos es un anaquel o estante cuyas filas y renglones están debidamente identificados con la finalidad de dar un orden estricto a la información allí contenida, esto con el propósito de facilitar el acceso, búsqueda y obtención de los datos.

Todas las páginas web son estructuradas en función a una base de datos que almacenan toda la información concerniente a ellas y es por esto que cuando se contrata un servidor web esta información debería de ser proporcionada. De no ser así es nuestro trabajo investigar al respecto para conocer de cuantas bases de datos tenemos a nuestra disposición en nuestro servidor.

Banda Ancha

Es probable que ya hayan escuchado el término banda ancha cuando se encuentran tratando temas referentes al internet, pues en los servidores el ancho de banda funciona exactamente igual. Cada servidor posee una capacidad intrínseca de conectividad y control de tráfico de datos, a esto se le conoce como ancho de banda y es la característica que determina la cantidad de accesos que puede llegar a tener el servidor en un momento dado.

Cuando se “descarga” una página web desde un servidor el tamaño total del paquete de datos adquirido compone una fracción del ancho de banda del servidor, que por lo general es muy pequeña, pero que ciertamente ocupa un medio usualmente compartido y bastante concurrido.

No todos los servicios de alojamiento web establecen límites de ancho de banda pero si se contrata uno que sí lo tenga funcionaria de la siguiente manera. Tomemos como ejemplo a una página web cualquiera que pesa en total 1 Megabyte, incluyendo todos los archivos correspondientes de imágenes y demás. Si el límite del contrato de nuestro alojamiento es de 1 Gigabyte (es decir 1000 Megabytes) nuestra página solo podría ser descargada 1 sola vez por 1000 personas o en otro caso 2 veces por 500 personas.

Es decir que se tiene un número máximo de accesos permitidos a nuestra página por mes y una vez alcanzado el límite de ancho de banda establecido para nosotros, los posibles visitantes que hubiesen visto el sitio web no podrían hacerlo más hasta que se reiniciase de nuevo el siguiente mes el contador de visitas del servidor.

Panel de control

Este es el más sencillo de los recursos que poseen los alojamientos web y es simplemente la herramienta que nos permite administrar nuestro alojamiento en el servidor. Están basados en dos sistemas los cuales son cPanel y Plesk. Si quieres aprender más sobre el uso de cPanel aquí te dejamos la clase o el manual donde se muestra paso a paso el uso de esta plataforma.

 Entre estos dos el más recomendado es el cPanel pero queda en ustedes el corroborar por sí mismos cuál de las dos opciones prefieren más.

TIPOS DE ALOJAMIENTOS

Ahora que ya tenemos resuelto el tema de las características intrínsecas de un servidor avancemos a los que realmente nos afecta, los diferentes tipos de web hosting empezando por el más sencillo de todos, alojamiento compartido.

Alojamiento compartido

Este tipo de alojamiento web se caracteriza por tener que compartir los recursos de un mismo servidor con otras páginas web donde el espacio en disco, el poder de procesamiento y la memoria RAM son comunes para todas. 

En este tipo de servidores se pueden tener desde unas decenas de cientos de páginas hasta una increíble cantidad de decenas de miles, almacenadas todas en un solo servidor o quizás más probablemente en una central de datos.

En este tipo de contratos se suelen ver precios moderadamente accesibles y resultan ser la mejor opción para un principiante en el mundo de la informática, ya que se necesitan mínimos o ningún conocimiento técnico del área ya que la mayoría de la programación y manipulación ya está hecha y es controlada por los servicios técnicos de la compañía que presta el servicio.

 

Desventajas

  • No se tiene acceso a la raíz del disco de memoria
  • Habilidad limitada sobre el control de tráfico
  • Desempeño del sitio web puede verse afectado por problemas con otros que estén almacenados en el mismo servidor

En resumen el alojamiento compartido es ideal si lo que se busca es páginas web sencillas o pequeñas, sitios tipo currículo, páginas de comercio en línea simples o blogs. 

Estos tipos de alojamiento suelen tener ofertas que se promocionan por paquetes de servicios ilimitados si se contratan en unión con más personas pero hay que ser cuidadosos con las letras chicas del contrato.

Alojamiento reventa

Este es un tipo de alojamiento web un tanto confuso y más enfocado a aquellas personas que desean tener ganancias ofreciendo los servicios del mismo más que en usarlos ellos mismo. En esencia el alojamiento revendido se puede entender fácilmente si se compara con un edificio completo que es alquilado para a su vez alquilar cada uno de sus apartamentos.

 

Siguiendo esta metáfora, el servidor vendría siendo el edificio y una persona contrata el espacio del mismo al dueño pero no para usarlo con sus propias páginas web sino para revender el espacio a diferentes pequeñas páginas web a modo de alojamiento compartido por lo que cada apartamento sería el pequeño espacio de memoria destinado para almacenar cada página web.

Como se puede apreciar, los dueños o poseedores del servidor obtendrán ganancias por subarrendar el espacio de almacenamiento a otros que lo necesiten y es por esto que este tipo de alojamiento web es más usado por aquellos que desean crear pequeñas o medianas empresas del mismo.

Alojamiento de servidor privado virtual o VPS

En el alojamiento en servidor privado virtual la palabra virtual es la clave para comprenderlo. Funcionan de manera similar a un alojamiento compartido en el sentido de que un mismo servidor es fraccionado para albergar diferentes páginas web pero a diferencia del compartido común, en el VPS cada sector es estructurado como un servidor único, por ende la palabra virtual, ya que aunque no es realmente un servidor dentro de otro, ejecuta las tareas de uno.

Las personas que buscan este tipo de alojamiento web por lo general quieren más flexibilidad a la hora de administrar sus páginas web al tener acceso a la raíz de su “propio” servidor. También pueden tener más control sobre el flujo de tráfico y mejores velocidades de conexión además de ser una opción más económica que la siguiente alternativa de este alojamiento.

Hosting dedicado

El alojamiento dedicado es el pináculo de la pirámide de los métodos de web hosting y es que si en un alojamiento VPS o en uno compartido muchas páginas web ocupan un solo servidor al mismo tiempo, en el alojamiento dedicado se renta el total de un servidor para almacenar un único sitio web.

Usted se preguntará ¿Por qué haría falta utilizar todo un servidor para una sola página web? Pues si bien es cierto que en un servidor se pueden almacenar enormes cantidades de páginas web, estas no poseen las características ni las condiciones como para disponer de los servicios más usados por la sociedad actualmente y para comprender esto hay que explicar lo siguiente.

 

En un alojamiento dedicado se pueden almacenar las páginas web más demandantes como lo son las grandes páginas corporativas que almacenan gran cantidad de archivos para descargar o publicitar sus productos, sitios que ofrecen servicios de retransmisión de video o audio o también los servidores dedicados a compañías de videojuegos.

Así que si desea tener control absoluto sobre su alojamiento debe contratar un servicio de almacenamiento dedicado. Siempre se deben conocer los requerimientos que posee su página web por lo que si no está claro en estos es mejor que contacte con su programador para que le facilite esta información.

Alojamiento en la nube

Una alternativa de alojamiento web es el alojamiento en la nube, este sistema funciona con un grupo de servidores interconectados (a lo que se llama la nube) que permiten trabajar en conjunto como si fuesen un solo servidor, permitiendo manejar niveles de tráfico sumamente elevados por lo que se puede almacenar en ellos una incontable cantidad de páginas web.

PENSAMIENTOS FINALES

Elegir un servicio de alojamiento web puede llegar a ser una tarea difícil, pero si tenemos en cuenta la información antes compartida y siguiendo una serie de pautas bases como últimas sugerencias, quizás la decisión pueda provenir de un lugar un poco más estudiado y reconfortante.

Precio

Este es sin lugar a dudas el primer factor que las personas buscaran al momento de contratar un servicio de hospedaje web pero no debe convertirse en el único ni en el más importante de todos. Si se tiene en mente crear una página web para un negocio, considerar realizar una inversión en buenos servicios del mismo puede ser una muy buena decisión, ya que confiabilidad, velocidad y soporte técnico experto normalmente no son conseguidos en lugares donde el alquiler mensual es sumamente barato.

 

Especificaciones técnicas y limitaciones

Hay que tener muy en mente las condiciones que se tendrán para la nueva página web ya que si se desea tener un blog con alto contenido en videos e imágenes o una tienda de retransmisión de video o audio, un pequeño espacio en un servidor compartido quizás no ofrezca las especificaciones técnicas que cumplan con los requerimientos de un buen funcionamiento.

 

Soporte Técnico

Una de las cualidades más importantes a la hora de optar por web hosting es el soporte técnico que la compañía a la cual acudes por tu contrato te pueda brindar en momentos de problemas, ya que ¿para que esta el departamento de soporte técnico si no es para solucionar los inconvenientes que se puedan presentar?

Seguridad de datos y opción a respaldos

Si por ejemplo se tiene una página que realiza importantes transacciones diarias o mantiene información cambiante que es necesaria mantener segura, querrás estar inequívoco en que los servicios de tu web hosting cuentan con un sistema de respaldo y seguridad de los datos.

Panel de control

Teniendo en cuenta que solo conociendo lo más básico de informática te tocará administrar tu página web a través de uno de estos, debes asegurarte que la compañía con la que contrates el servicio de alojamiento web cuente con una interfaz gráfica de usuario que sea fácil de usar a la vez que provea todas las opciones de personalización y configuración que necesite tu página web.

Escalabilidad

Finalmente como todo en la era informática actual está en constante expansión y crecimiento, las redes se hacen cada vez más grandes y proveen mejores y más complicados servicios, que conllevan a que los sistemas escalen a proporciones impensables. El hecho de que un servidor sea escalable quiere decir que se pueda adaptar a las nuevas tecnologías y protocolos y así proporcionar los servicios que sigan surgiendo en un futuro.

Como se puede observar por todo lo antes expuesto se podría decir que ya conoces lo suficiente sobre el alojamiento web como para llamarte un principiante porque ciertamente ya no somos completos inexpertos y tampoco estamos en la oscuridad total en cuanto al almacenamiento y funcionamiento de los servidores se trata.

Así que antes de contratar la primera oferta de alojamiento que se te cruce en el camino podrás discernir si lo que se te es ofrecido cumple con las condiciones y requerimientos que son necesarios para tu sitio web ya sea un blog, una página empresarial grande o pequeña o simplemente un currículo virtual.

Si has llegado hasta esta parte de este manual, te puedes considerar todo un experto en el tema de servidores web y espero que en realidad sea la única guía de alojamiento web que tengas que leer. Si te gustaría que hiciéramos tutoriales de como usar los diferentes servicios de web hosting, déjanos saber en los comentarios y con gusto lo haremos.